El lunes te aviso


Así es la vida, acá estamos con Fernán, no se llama así por Fernán Mirás, es por un bailarín español, eso no importa. A él no le cierran los números, mira la hoja y vuelve a la calculadora, aprieta AC/on en su “Casio”, para empezar todo de nuevo.  Yo, en cambio, lucho, va, me peleo con aminoácidos, membranas plasmáticas; si y encima rindo el lunes. Si el lunes,  estoy más para el famoso “no te alcanzó, pibe, vení cuando sepas algo”, que para romperla.  Cortamos ese silencio de estudio, y hablamos de cualquier cosa, todo para no estudiar. Él habla de su viaje a Europa, yo me hago el periodista y le pregunto algo de Francia y otros países.  Él piensa en volver, yo, si dios y todos los santos quieren, en conocer algún día. Si aprovechara cada minuto que estoy sentado estudiando, es decir, sacando todas las pavadas que uno hace para evitar estudiar, hoy estaría doctorado en alguna rama social o algo así. Se hace muy difícil, y vos que estás leyendo sabes que es así. Después, te arrepentís, decís que boludo si esto estaba en el resumen, porque no lo estudié, y así podemos estar miles de horas tirando frases. Sigo estudiando, y enseguida se me lava el mate, no sé cuál es el error que hago, pero siempre se me lava. Mi vieja me llama y me pregunta como estoy para el examen, yo tengo esa puta cábala de no generar grandes expectativas, cuando sé bastante, igual esta vez creo que se ajusta a como estoy en realidad. Respuestas cortas; y más o menos, es una materia complicada, no sé con qué me van a salir, etc. Ustedes saben cómo es esto. Fernán, ya desistió, se fue a dormir porque tiene que ir a laburar, yo voy a probar seguir un poco a la noche y veremos cómo me va el lunes …

Comentarios

Entradas populares