Ir al contenido principal

Solo un momento


El dolor pidió permiso, lo deje pasar, obvio. Pasa un rato le dije. Si un rato no más, no se puede meter el corazón en un freezer. Si seré hombre de un solo pantalón, me dije. También de un solo par de zapatillas. Si no rompes en poco tiempo tus zapatillas es porque algo estás haciendo mal, me dije. Y los chicos hoy se juntan en la office, yo no puedo ir, las distancias son enormes. Hablo con el Abe, con María, el Nono, nos damos fuerzas, nos palmeamos por Internet, otra no queda. Hay que seguir me dicen, yo les digo. Qué difícil es echar el dolor del pecho, pero bueno hay que curtirse. Me acuerdo cuando juanfer me quería convencer y yo no quería entrar en razón. Yo me convencí, él ahora no quiere entrar en razón. Así es la vida, da vueltas. Él me decía es por acá, yo le decía que no. Afuera llovió todo el día, el paredón de mi ventana está más gris que nunca. Lo leo a Lucas, me emociono, porque, justamente, le creo en todo. Leo sus post de gente común, que le escribe expresando su dolor a flor de piel, Pienso cuantos pelotudos que hay que se quejan y no les falta nada. Que se yo, si me habré peleado con mi vieja, amigos, no importa. Ahora sé que cada vez somos más. Cierro no quiero poner más nada, como reza esta canción es solo un momento…

Comentarios

Entradas populares de este blog

Instrucciones para arreglar una pérdida

Es difícil convivir con el agua. Hace una semana que tengo el baño inundado porque, como siempre, todo puede salir mal. Una mudanza implica estar alerta a las complicaciones que conlleva, intrínsecamente, el reconocimiento del terreno. Es decir: lo único que te abraza es la dificultad. Primero tuve problemas con el calefón, es uno de esos viejos, en el que uno siente que en cualquier momento te puede volar la cara de un una explosión. Llamé a un plomero y lo arregló. Después fuimos por el baño. Vamos por todo, amigos. Sin embargo, el inodoro fue más rebelde. El plomero le cambió la goma del caño de atrás, pero ese no era el problema. Gracias a dios el plomero se dedica a esto y no a operar personas, porque si no tendría varias causas por mala praxis. Claudio, si el plomero, me bicicleteo una semana con que iba a venir a arreglar lo que hizo mal, te voy a llamar, no, bueno, entre hoy y mañana estoy por allá, y todo eso. No vino y el agua ganó el baño. El problema es concreto: el inodo…

La chica del colectivo