jueves, diciembre 30, 2010

Olvidate 90 a 10



Son las diez de la mañana. Yo, arriba. Porqué será Buenos Aires que no te extraño un carajo. Acá tengo un par de amigos que me llevan para cualquier lado. Enzo, mi perro está al lado mío. Recién lo saqué a pasear, mucho calor Enzo le digo. Pegamos la vuelta. Vuelvo, saludo a el peluquero del barrio, que ya no es más mi peluquero. Saludo a los del local peronista, dedos en v. Enzo encontró su casa, se sentó en la puerta, me espera para entrar. Ahora tengo notebook, las otras máquinas que me vieron escribir se fueron para sus pagos. El otro día me llamaron para un laburo, vamos a ver si sale. No le cuenten a nadie. Como vienen las divisiones inferiores, por dios. Que ganas tengo de salir a caminar con vos, no sé por ahí, al lado del río, donde duermen los grillos, los árboles, la noche. Sí no aparezco por un tiempo es porque me estoy reagrupando. Muchachos si seguimos así no llegamos a fin de año. En serio. Camino, me rasco la cabeza, me río de algo que paso anoche. No va más ese champagne, jero. No sabía que vos me leías, me gusta. No todo es en vano. Que tranquilidad mi ciudad, envidiable, hermoso, hacía rato que no disfrutaba tantos días acá. Cada esquina tiene algo, cosas que pasaron, piedras que patié volviendo a casa derrotado, algunas casas cambiaron, ya no están, otras siguen iguales, viejitas, esperando que les llegue la muerte. Será que me fui, pero siempre estoy de vuelta. Será que el río nos abraza y nunca nos suelta, será que esté donde esté, yo sé que mis amigos van a estar, ahí atrás, en el club que nos crió. Con el no como bandera, me miro al espejo, sí ya sé me olvido 90 a 10...

domingo, diciembre 26, 2010

Mi tío roberto

Bueno, yo siempre me entero tarde de todo. Siempre.

Te escribo esto , con el fin de algun dia mostrarte esta carta. Decirte mas de lo que te digo a diario.
Creo que sos la persona que mas recibió cartas de mi. Con el que no puedo ser la persona fria que suelo ser con el resto.
Sos ese superheroe que se convierte en él con solo existir , el que siempre tiene esa cara de buen hombre , buen padre.
Siempre me pregunto a diario si sos realmente feliz y aunque sé que, siempre hiciste lo que quisiste , sé que a veces no todo salió como querias.
Quiza tu casa frente al mar tarda mas de lo que esperabas, quizá tu empresa exitosa que tanto soñaste se ha perdido camino a vos y quizá hoy todo lo que tenes no es mas que sentimientos abstractos que sin , verlos o tocarlos uno , no entiende que los tiene. Que son tantos y tan valiosos!
Hay dias que acostada, me angustio pensando en que no tenerte conmigo algun dia va a ser dificil, y creo que son infinitas las veces que te dije que me gustaria que seas inmortal , que yo no sufra tu partida nunca. A cuanta gente haria falta dejarla por siempre...
La gente deberia saber que no estudiaste nada para ser quien sos. Que hay gente que se pasa la vida haciendo cosas que llenan a los demas , el simple orgullo ajeno , ese que a veces nos tienta ¿no? querer hacer algo por el simple hecho de producir alegria y palabras alentadoras de los demas.Vos siempre hiciste las cosas por simple orgullo propio y jamas te vi reclamarle a la vida algo que no te haya dado. Muchas veces te vi llorar porque el destino te jugaba una mala pasada y el triple de veces te vi levantarte sin miedo a nada.
En alguna decision dudosa siempre estuviste para decirme que por algo en algun momento lo pensé. Te acordas cuando te dije que quería ser periodista , azafata o profesora ? y en cada cosa está tu aporte, tu : - Segui para adelante.
El tipo hincha de atlanta , que jugaba al basquet y al voley como el mejor. El que trabajó de todo , sin importarle dormir pocas horas , el que le pidió el auto al papá para ir a "pasear" y le compró uno mejor , el que cuando se pelea con mamá , viene a dormir a casa , el que me hace todos los tramites necesarios para que yo esté feliz. El que nos dice a cada uno de sus hijos Vos SOS MI PREFERIDO, el que me enseño a cocinar , a inventar , a hacer lo que me gusta , el que jamas me puso un limite , el que simplemente me dejo ser , sabiendo yo , que mi peor fracaso seria defraudarlo.
Sigue acá

domingo, diciembre 19, 2010

Miserias humanas



Cansado de escuchar alegatos, conclusiones estrictamente cerradas -erradas desde el lugar de compromiso- voy a plasmar mi pensamiento. Parto de disparadores, podría decir de disparates pero mejor digamos disparadores, de gente que se en columna detrás de estas ideas: “Yo también quiero tener planes sociales, quiero que el Estado me mantenga, quiero que me construyan una casa, quiero tomar un predio”, “Son Bolivianos, Peruanos, Paraguayos, negros de mierda”, “Hay que barrer las villas de la ciudad”.
Estos son comentarios que usted puede escuchar en todo tipo de ámbito, dentro de cualquier esfera social, este discurso no solo pertenece a las clases altas sino que también abraza a la clase media. Esta última, quizá ilusionada por llegar a ser parte de la aristocracia, cree y repite este tipo de frases. Primero, cabe destacar que hoy en el tiempo que vivimos, la persona que no entiende a las villas miserias como parte de la ciudad, no tiene conocimiento de la condición humana y tampoco de la política. Aquellos que tienen como única solución quitar del medio a este sector de la sociedad -expropiado de todo tipo de infraestructura, llevados al hacinamiento, sin baños, cloacas, luz, agua potable- no entiende que la política debe regirse por la inclusión y no por exclusión. La gente que vive en las villas llegaron excluidos de su lugar de origen, en busca de un mejor pasar, de poder mantener a sus familias. Sabiendo que esta sociedad mide las oportunidades desde el salario, dichas personas que estaban de paso en esos lugares, pasan a ser habitantes activos.
Pero voy a hacer foco en las primeras líneas de este texto. Los que hablan claramente desde posiciones antagónicas a el pasar de los pobres, esos que quieren “también” vivir del Estado les voy a realizar una propuesta. A vos que querés vivir del Estado; lo podes hacer deja tu casa de dos pisos, de dos baños, de varias piezas, dejala y anda a vivir a la villa. Nada te lo impide, eso sí, vas a tener que vivir de a cinco en una pieza, bañarte cuando haya agua, tomar agua con metales, cagarte de frío en invierno. Sigamos, querés que te den un Plan social, bueno te lo doy, son trecientos pesos, vas a tener que bajar tu target, ver si comés a la noche o al mediodía, porque para más no te alcanza.
A vos que tenés todo, que pudiste acceder a tener educación, que siempre tenés las cuatro comidas, que “supuestamente” podes pensar, no repitas pelotudeces, es fácil hablar desde la abundancia, tener como única preocupación comprarte una remera nueva o un celular, vos tuviste suerte a la hora del sorteo, podrías estar vos en la villa. Pensá, no seas miserable.

sábado, diciembre 18, 2010

Ni tan parecidos



Un peluquero, de esos, de los antiguos, mantiene es su cartel de 1940: “Aquí se hace corte a navaja”, eso es tener convicción, eh. Un fenómeno.
Cómo me gusta poner subordinadas. Y Rivadavia siempre se corta, caminamos una calle sin hablar. Cuantas noches que no puedo dormirme, cuantas mañanas que no puedo levantarme. Son casi las cuatro de la madrugada. Mañana sigo.
Acá volví, ahora sí. Y los que tocan son amigos, nunca contamos el dinero perdido porque sabemos que toda la plata es robada. Se mueve el teclado, buena fiesta.
Rifle, si el comandante supiera que sos macrista, por dios. Me parece, no sé, me dí cuenta, que la vida es una repetición. Y quizá no siempre gana el mejor. Te lo digo yo, eh.
Nunca tuvimos una cena con velas, no anduvimos de la mano por la arena. A los que van a vivir en este departamento, tienen un problema importante, debido a una inmigración descontrolada las cucas se instalaron en la cocina. Que va a ser, háganse cargo. Llegan las fiestas, tiempo en que uno saluda hasta a sus enemigos. Y si, hipocresía humana. Cuando no puedas ver aprendé a escuchar. Esa es la clave. Sí se va todo a la mierda, hay que echarle la culpa a la comunicación. Carta documento.
Será tiempo de despedidas, noches calurosas. vos, pendeja, tené cuidado que soy de escorpión, un hijo de puta...

sábado, diciembre 04, 2010

Chau amigos



Ya los dejo amigos. Quiero agradecer a todos los que leyeron, a vos Jachu, viste que apareciste en el blog, ja. A mis amigos, que siempre les gusta lo que escribo, justamente por eso porque son amigos. A Nayla, a mi tío Roberto, a la gente del twitter que me banca. Llegué a la conclusión de que odio diciembre, siempre a contra mano, caprichoso, no sé siempre jugado. Pudimos ser mejores...seguramente que sí, son decisiones, preferimos sentarnos a tomar cervezas, el tiempo nos pasará su factura. Ay diciembre, si te habré rendido con fausto, juanfer, cuantas mesas en la espalda. Ellos saben, se nos cayó el techo. Que ganas teníamos de mandar a todos a la mierda.
Nos cortaron las piernas, nos pidieron una fortuna. Esta mina está loca. Ya estoy levantando mis cosas. Me acuerdo de la pensión, parece que fue hace mil años. Guardábamos los platos sucios en la heladera. Muchos se volvieron, otros están por ahí. El palacio duró dos años, nunca ni un sí, ni un no. Eso es convivencia. eh. Philip nos tenemos que pegar unas piñas antes que termine el año. No puede ser. Hasta el 2020 tenés que aguantar. Las cajas de cartón se van a empezar a llenar, mi colchón con resortes se vuelve (nunca compren un colchón con resortes, yo sé lo que les digo). Ustedes se irán por su lado yo por el mío, siempre me pasa. No queda otra. El portero delincuente, rastrero, seguirá robando con su negocio del cable. Creo en la justicia divina. El paredón que tanto defenestré ahora lo miro con cariño, nuestra tierra, las macetas que nunca florecieron, la mesita multifunción, el cuino. Los balances que hago a fin de año siempre me dan con saldo negativo, siempre debo algo, nunca tengo superávit. Me gustaría creer en las doce pasas de uva, pero no puedo, quiero pero no puedo. Hay que estar muy elevado de espíritu para depositar toda tu confianza en 12 pasas de uva o mínimamente ser un boludo (si herí la susceptibilidad de alguien pido disculpas).
El año voló, no sé, se me escapó de las manos. Los chinos preparan su invasión poniendo supermercados, le dije a un amigo. Primero se rió, después cuando vio que lo decía en serio escuchó mi teoría, y después nos reímos juntos. Si no tiene nada que ver esto. Ya sé.
Siempre tenemos que dejar atrás algo, seguir, sin más. Como dice el flaco: “mañana es mejor” . Y con mi hermano siempre decimos algo va a pasar, algo bueno va a pasar. Nunca pierdo la esperanza, no se puede ser un descreído, aunque el tiempo hasta ahora me demuestre lo contrario. Ya los dejo amigos, fueron dos buenos años, lo mejor que nos queda son los recuerdos, que como dijo
Eduardo en latín significa volver a pasar por el corazón. Chau amigos.