Ignacio



Cerca del paraná, ahí en la orillita, un nenitto habla con otro, se cuentan cosas, importantes para ellos. Lleno de inocencia, pura, limpia. La conversación se torna interesante y parece interesarle a Jerónimo que cuidaba a Ignacio.

-Sabes -dice el amigo de Ignacio- Yo tengo un amigo que es pelado.

-Sí -le responde- Yo también tengo un amigo pelado.


Jerónimo que estaba a cargo de este ultimo se acerca para preguntarle quién era ese amigo suyo pelado. Le pregunta. Ignacio le responde:

-Papá, papito.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Instrucciones para arreglar una pérdida

Números enemigos