lunes, enero 24, 2011

La idea es no traicionarnos



La idea es no traicionarnos, no traicionarme. Lo que pensamos puede cambiar, pero lo que un día soñamos; lo que tuvimos entre las manos, cerrando los ojos y lo veíamos, ahí, cerquita, a dos pasos. No puede dejarse atrás como si nada. Como si nunca hubiera existido. Mirada humana, esquiva, perdida en los miedos a fracasar. Esa crudeza que nos deja desnudos, sin más, con nuestras propias torpezas. El tema es ganarse a uno mismo. Perder por tener un bolsillo roto, nos da bronca, pero nos quedamos tranquilos porque ese bolsillo se rompió de intentar, de usarlo, de luchar el día a día. Qué difícil que es la vida me decía a mi mismo el otro día. Y sí, a mi me estafaron, me vendieron "espejitos de colores", como se suele decir. En esa escuela, que te enseña boludeses, te miente y encima te tenes que bancar viejas frustradas. El libro de firmas lo tengo yo en mi casa, si quieren vengan a buscarlo, con tanques de guerra, helicópteros, en fin como quieran; no se los voy a devolver. Una de mis firmas, dice así: 27/10/05 Federico Pita. Por estar abrazado con un compañero durante la ceremonia de la bandera al día 26/10/05 a la salida. El alumno vio a la preceptora que lo miraba y no corigió su postura. Se lo llamó el día 27/10/05 y no admite su falta, la cual es a su parecer una pavada. Diganmé si yo no tengo razón, no les parece una pavada. Seguro que están de mi lado.
Y mi tío me manda esto hoy:
Fede siempre las segundas vueltas no son iguales , pero nosotros tres: Frank, vos y yo con el tema del vaso nos reímos por los siete días juntos , espero que no guardes rencor por las boludeses del grandote yo no lo eleji y es lo que hay, cuando vuelvas a la city porteña hacete ver porque no estoy muy lejos de la casa de tus abuelos,te mande la nota del pequeño burgues espero que estés bien saludos a todos y un beso grande chau chau chau chauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu.
Hay gente que me enseño a no traicionarme, uno de ellos es mi tío Roberto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario