Ir al contenido principal

Merlo: Denunciamos




Bueno, estuve en Merlo. Hace pocas horas que volví y ahora, a la tarde, me voy para Buenos Aires. Esta foto certifica mis dichos. Pero igual esto va a ser corto.

Denunciamos: En Merlo no hay microclima. Un vecino me lo dijo, en serio. Todo verso propagandístico para vender pasajes. Cuesta, mucho, pero mucho sacarse los mocos de la nariz. Cuesta también –y esto es lo fundamental de este escrito- mucho encontrar una mina linda. La belleza, lo único decente que hay en este mundo, no esta radicada en esa tierra. Pero paren, pará. Si hay belleza en el paisaje y toda la bola esa. Eso no lo discuto. Pero minas lindas, na, ni una, o no, Frank. Cualquier cosa al INADI si me quieren llamar tengo el teléfono prendido. Por último, hay alrededor de 300 familias que pagaron su casa cuota por cuota y todavía no se las adjudicaron. Cierra un papelito pegado en el centro de la ciudad: “En San Luis no todo el mundo es feliz”. Y si, qué difícil es ser cortesano en esta vida, que difícil amor…

Comentarios

Entradas populares de este blog

Instrucciones para arreglar una pérdida

Es difícil convivir con el agua. Hace una semana que tengo el baño inundado porque, como siempre, todo puede salir mal. Una mudanza implica estar alerta a las complicaciones que conlleva, intrínsecamente, el reconocimiento del terreno. Es decir: lo único que te abraza es la dificultad. Primero tuve problemas con el calefón, es uno de esos viejos, en el que uno siente que en cualquier momento te puede volar la cara de un una explosión. Llamé a un plomero y lo arregló. Después fuimos por el baño. Vamos por todo, amigos. Sin embargo, el inodoro fue más rebelde. El plomero le cambió la goma del caño de atrás, pero ese no era el problema. Gracias a dios el plomero se dedica a esto y no a operar personas, porque si no tendría varias causas por mala praxis. Claudio, si el plomero, me bicicleteo una semana con que iba a venir a arreglar lo que hizo mal, te voy a llamar, no, bueno, entre hoy y mañana estoy por allá, y todo eso. No vino y el agua ganó el baño. El problema es concreto: el inodo…

La chica del colectivo