Ir al contenido principal

Simple



Hace unos días, venía como siempre arriba del 12, no sé que venía escuchando en el mp4, si la radio o música. Yo llegaba tarde a mi destino, apurado miraba las ajugas del reloj del celular (agujas, agujas, no tiene pero bueno) y cuando el colectivo doblo en la avenida Montes de Oca, se subieron unos chiquitos que salían de la escuela. Uno al principio se sentó a mi lado, pero después se paro y se fue a sentar junto con otro compañero. Empezaron a charlar, cuando uno es chico, le gusta hablar fuerte para que escuche todo el mundo, no es que yo pare la oreja, porque piensen que yo venía con el mp4 y los escuche. Bueno, me saqué los auriculares y me dispuse a escuchar la conversación.

-Mañana, mañana es –Grita uno, con sonrisa de oreja a oreja-

-No, que va a ser mañana, no viste lo que dijo la seño –Lo mira y se vuelve a reír-

-Es mañana, vas a ver. Mi mamá me dijo.

Entra otro nene a la discusión.

-Me parece que es el jueves –Los mira dubitativo.

Sigue acá

Comentarios

Entradas populares de este blog

Instrucciones para arreglar una pérdida

Es difícil convivir con el agua. Hace una semana que tengo el baño inundado porque, como siempre, todo puede salir mal. Una mudanza implica estar alerta a las complicaciones que conlleva, intrínsecamente, el reconocimiento del terreno. Es decir: lo único que te abraza es la dificultad. Primero tuve problemas con el calefón, es uno de esos viejos, en el que uno siente que en cualquier momento te puede volar la cara de un una explosión. Llamé a un plomero y lo arregló. Después fuimos por el baño. Vamos por todo, amigos. Sin embargo, el inodoro fue más rebelde. El plomero le cambió la goma del caño de atrás, pero ese no era el problema. Gracias a dios el plomero se dedica a esto y no a operar personas, porque si no tendría varias causas por mala praxis. Claudio, si el plomero, me bicicleteo una semana con que iba a venir a arreglar lo que hizo mal, te voy a llamar, no, bueno, entre hoy y mañana estoy por allá, y todo eso. No vino y el agua ganó el baño. El problema es concreto: el inodo…

La chica del colectivo