viernes, mayo 13, 2011

Soltar el aire



Que difícil soltar el aire, dejarlo ir por las comisuras de los labios. Mirarte pasar por la ventana. El fragor de la noche, nos enseña que nos equivocamos, cerrados en persistir, persistir, en mantener lo que fue. Terminar todo soltando el aire, aflojando el cuello, soltar ese aire por los dientes, apretados y el aire se va. No es más nuestro, ni lo será. Ya es parte de un pasado, de ese pasado que nos ruboriza hasta perdernos en la noche. La diferencia radica en el planteo, planteo de rizoma. Contar los días, las horas, que sé yo. Contar todo, sumarlo, restarlo, dividirlo, multiplicarlo, que sé yo. Y soltar el aire. Medir cada paso, cada coma, cada punto, darle linealidad a las emociones, atar los zapatos. Y después qué, después debemos soltar el aire. Liberarlo con un suspiro hondo, que libere todo el aire. Ese aire, ya es libre, ya no nos pertenece, ya lo puede tomar otro. Más liviano camina el que suelta, más liviano bajo el farol espera el hombre fumando, más livianas suenan las letras del teclado, más liviano espera el hombre en el embotellamiento, más liviano pasea con su perro, más liviano espera el cambio del semáforo. Más livianos esperamos, un cambio de aire. Y pensar que soñábamos, soñábamos porque debíamos soñar. Era el momento de juntar mucho aire y no liberarlo, no darle respiro al cuerpo. El sueño era transformar ese aire, y darle vida, que, llegada la hora, otro lo tome, lo admire, lo incorpore y no lo suelte por un tiempo, pero después si, después pasado un tiempo, soltar el aire. De un tirón. Cómo una simple despedida, con las manos saludando, con los ojos llorosos. Soltar el aire…

2 comentarios:

  1. Varios sabemos que cuando uno mas piensa en soltar eso ,mas se aferra. Hay algo que uno siempre sabe que no puede soltar , hay una esencia que quiza es nuestra o quiza vino por un tiempo a insatalarse en nosotros para no dejarnos dormir por noches.
    Vas a llegar lejos !y a veces , cuando uno se quiere bajar de este recorrido, hay un monton de gente que te quiere y sigue haciendo fuerza por vos.
    Tomate licencia y solta el aire.
    Que para cuando quieras volver , ya vas a haber llegado a tu meta, para comenzar de nuevo.
    te quiero.

    ResponderEliminar
  2. Me gustaron mucho algunas imágenes. Me queda la sensación de "compartir el aliento de vida", ese aliento que viene de los sueños.

    Especialmente me gustó la metáfora que lograste con esta frase: "darle linealidad a las emociones, atar los zapatos." porque aveces es necesario atar para que la cosa tenga sentido y sea comunicable.

    (saludos!!! capaz no comento mucho pero sigo leyendote...)

    ResponderEliminar