Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2012

Munditos chiquitos

Hace tiempo que no escribo de corrido, derecho. Hace tiempo que, también, no vuelvo a ciertos lugares. Hay que pegar, en los caminos sinuosos -quizá porque las cosas se dan así- portazos. Mandar a todos a la mierda. Para no cambiar, para no dejar de ser uno. Para, también, no embarrarse en las guerritas de casilleros. Encapricharse. Dejar espacios. Devenidos en pantanos. Irse. Así, con la frente en alto. Con las manos en los bolsillos. La historia después la manipulan, la cambian, la sacan, y se acabó. Es así, se acabó. Porque uno, simplemente, no quiere rebajarse a la pelea en mundos chiquititos, con mundos chiquititos. Esos que andan por la vida con el puñal en la mano, la palmada de la falsedad, caminando de asaltos, con un solo pie, porque no pueden meter los dos en las baldosas de sus mundos, porque se caen, de tantas agachadas, de tan pelotudos. De a poco ciertos guiños ya son moneda corriente. Lo pienso cuando pongo el agua en el diario. La hoja en blanco, la publicidad pega…