Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2012

Mujeres bellas y fuertes

Imagen
La mirada perdida en un sillón. Alguien se comía la charla, contando del barrio, los puentes del Estado, las calles internas, las arterias subdesarrolladas. Me quería ir. Necesitaba aire. De calle. De noche húmeda. Me arranqué del espejo del ascensor. Afuera llovía una noche de verano, con un aire de fin del mundo, de despido, de ciudad enorme, de volante para salvarse de la rutina. El agua se iba por las bocacalles, suicidándose, mezclándose con la basura del día, se escurría.  Crucé por la calle de la pensión, donde comíamos arroz blanco, con lo que había, con un plato para todos, sin esperanza en más. El estudiante del ahorro, de la pelea en pasillos de facultades públicas, en los baños con charcos de meada, se respira las ganas de salvar el barrio, con las manos juntas como tomando agua de una canilla, para salvarte de todo eso. Y llevarte a otro lado, sin la confianza de ser lo mejor. Sin la confianza en nada. Escribiendo frases cortas, en bares, en servilletas, en manteles de f…