viernes, junio 21, 2013

El rey de la Tv italiana

En tiempo de felicidad plena, cantando bajo las azucenas.

El Rey de la Tv italiana tiene un parecido con Gerardo Rozín, un gordo tonto, que hacía un programa de libros bueno, pero lo levantaron porque C5n necesitaba agrupar a gente bruta. Lo consiguieron. Lo cierto es que, según cuenta la leyenda, el titular de AFSKA es Gerardo Rozín. Solo que él no da conferencias, cuando tiene que citar a los medios para anunciarles que.... va Martín Sabatella. Bueno.


Abrimos el plano para que nos crean. Investigamos, señora.

Lo cierto es que -bueno lo tengo con lo cierto- para aplicar la Ley de Medios audiovisuales, es necesario el fallo de la corte. Para que la radio Wichi tenga el espacio que se merece en la Nación de Manzano. Igual, más allá de la broma, para que los medios cooperativos se implementen es necesario romper el monopolio de clarín. Es básico. El mapa actual de medios va a perdida hace rato. Es la estructura del nacimiento. Se vive de la pauta del Estado que es lo que hace funcionar la maquinaria obsoleta. Todo lo nuevo está en las redes sociales, los mejores periodistas, escritores, etc. Todos leen lo que pasa en la ciudad virtual y lo chorean.

Dicen que Rozín fue el que creció en el altillo comiendo pescado.
 Hace un año creo, fui a un congreso de medios alternativos que era desarrollado por el Estado, en el que la mayoría de los medios alternativos -revistas en su mayoría- de casi todas las provincias, pedían herramientas para poder sostener eso pequeños medios, y, se pedía, por la equidad de la pauta oficial, que sólo recae en los grandes empresarios. La mayoría eran personas marginales, eso me pareció atractivo, con ganas de pelear. Después se hizo una fiesta en Córdoba, como excusa para vernos. La cuestión es que la mayoría de esas revistas están liquidadas.




Los grandes cambios de paradigmas, a lo largo de la historia, están unificados bajo los cambios en la comunicación. La Tv italiana de nuestro país y, en general, está muriendo por youtube. Le quita, además de las propagandas insoportables, la temporalidad al producto. Lo mismo pasa con la radio. El problema es hacia dónde decanta el negocio. La matriz de la comunicación venidera -eso que en la carrera de comunicación no explica la vieja Entel que es muy buena explicando lo que pasó cuando el hombre llegó a la luna- apunta a despolitizar a las audiencias y a singularizar cada vez más. El que se compró todas las parcelas de este nuevo mundo es Google. Eficazmente. Vamos a seguir con esto en diferentes entregas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario