Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2014

María

Me llegó un mensaje de María, yo estaba tomando una cerveza en mi casa. Siempre que María me manda algo es para ir al bar. Me levante, fui a la cocina, caminé entre las botellas, la pileta estaba llena de platos. Puse el envase y el vaso en un costado. Mi casa cada día es más chica y cuelgan las lámparas como plantas y todo siempre está sucio.   Vamos al bar?, decía el mensaje. Lo vi y dudé, pero después, le puse sí, ahora salgo. Cerré las ventanas, busqué una remera entre la pila de ropa al costado de la cama. La olí, me la puse y salí a la calle. Fui caminando por la avenida, me subí a un taxi. Cuando llegué María todavía no estaba, entré y me senté pegado al ladrillo visto. Enseguida llegó y yo ya había pedido una cerveza. Me dio un beso en la mejilla. Yo me rascaba la nuca y  al mismo tiempo le decía que no tenía un peso. Ella buscó en su bolso y sacó un billete de cien. Ya está. Tenemos para tirar, dijo. Me preguntó por el diario y le dije que como siempre, condenado al fracaso.…