jueves, diciembre 15, 2016

Argentina y Brasil, usan "Chuavechito"



Estuve viviendo en Brasil casi tres meses. Seguí de cerca la campaña a intendente de la ciudad de Curitiba y Pontal Do Paraná, una ciudad muy pequeña. Los ejes estructurales son casi los mismos que se pueden utilizar para ganar Lomas de Zamora. Cosas concretas que todo el mundo quiere: Seguridad, educación, Salud. La demanda más alta es por la última. La mayoría de las personas tienen que viajar a ciudades grandes para conseguir atención médica y perder varios días para ser atendidos. De Pontal a Curitiba. Un punto a favor de Brasil es que tiene un sistema de Farmacias Populares (lanzado por Lula) que permite acceder a remedios al costo. Argentina no tiene eso y, además, el lobby de las prepagas es aterrador.

Estuve el día que destituyeron a Dilma Rousseff y el clima general fue pasivo.  Los gobiernos populares terminaron en choreo sistematizado. La Operación Lava jato es un fiel reflejo del robo a cuatro manos y se comunica con Argentina, con la diferencia que varios políticos brasileros cayeron en cana y están por caer. La investigación avanza y se desparrama por latinoamerica. Argentina-Brasil, usan "Chuavechito", sería una buena publicidad.

Ambos países tienen problemas similares. Fuerte recesión económica y alto grado de déficit fiscal, sumado al carpeteo a los nuevos gobiernos. La lluvia de dólares cayo en el tinglado. Temer asumió buscando generar alianzas políticas pero la situación social no le permite despegar (no fue votado y era Vicepresidente, o sea, el más boludo). Macri, por su parte, es Kirchnerismo con inflación. Nada más. No hay nada nuevo bajo el puente, sólo agua estancada que se intenta cambiar con botellas de plástico.

Es decir, lo que nos une es el atraso y el suavizante. Y esto responde a la forma en que ésta casta política mira la realidad y la proyecta. Sacamos de acá y ponemos acá. Volvemos para atrás, subimos, bajamos, nos abrazamos. Podría ser un reggaeton. Respuestas viejas ante demandas nuevas. El problema para este curso intensivo de "política" al que juega el macrismo y Durán Barba, es que el  deterioro social crece. Lo bueno de este tiempo es que no tenemos que leer más a Laclau, hombre ilustrado, que nos guiaba desde Londres. Para mí el gobierno anterior no entendió lo de las CADENAS EQUIVALENCIALES (yo tampoco, bah, me parecía todo muy forzado y estúpido) y por eso terminó haciendo CADENAS NACIONALES todo el tiempo. Confieso que yo también hubiera hecho lo mismo. Creo, además, que el cambio de Laclau por Dady Brieva es perfecto y más eficaz. A Dady le entiendo cuando habla y hasta me hace reír.

Volviendo de éste cinismo y pasando en limpio, hay que entender al Macrismo como un aire fresco pero escaso, que utiliza los mismos mecanismos de extorsión que el gobierno anterior y con un presidente AÚN más infantil. Hay que sumarle el desprestigio que sufrió el periodismo, hoy representado por chicos hipnotizados por las luces y dispuestos a debatir tooodas las boludeses que le bajan de Casa Rosada y a pedir disculpas como niñas. Si no hay respuestas claras, si la mersa que acompaña al presidente no se decide por hacer política, el clima cultural y social volverá a ser insoportable y, lamentablemente, les aviso, NO VA A FUNCIONAR.











martes, diciembre 13, 2016

A Mariano, mecánico de Montevideo.

Llega un momento en el que te dejás morir
Ya no peleás más.
Es el descanso de una escalera larga.
-Y si alguien te habla al oído
No le contestás. Estás muy cansado-
Enseguida viene una brisa que te destraba
Es un sonidito sólo para vos
Y ahí empezás a flotar, a sonreí, a recordar sobre un sol muy alto.