Estamos en la playa

Estamos en la playa

un hombre gigante

con tatuajes en el cuello

cepilla toda la costa

Otro personaje camina a su lado

como una madera que sostiene

a una planta

Los vendedores ven venir a su destino

esa torre morocha

que sonríe y se pasa las manos

por la boca.

Uno a uno le dan la mano

y sacan su billete arrugado

la gente no lo ve

aunque se esconda a la vista de todos.










Comentarios

Entradas populares de este blog

Instrucciones para arreglar una pérdida

Números enemigos