miércoles, julio 19, 2017

El Brasil

Sin dinero y con el motor del auto destrozado

caminamos por la rambla.

La junta se sopló como un corazón viejo

El Brasil nos recibe así




No hay comentarios:

Publicar un comentario