Cien para el aire

Voy caminando por los barrios.

Los perros chupan las rejas

Se lamen las patas

Saltan

A lo lejos,

Allá, bien allá

Veo un cielo rosado, casi púrpura.

Me gustaría ir hacía él

Completamente borracho

Y llegar arrodillado

Para ver como mi corazón negocia

La entrega de sus muertos.


Comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares de este blog

Instrucciones para arreglar una pérdida