miércoles, agosto 31, 2011

Lo que viene

La realidad, esa que es caprichosa, que se esconde en un pedazo de calle, en una esquina, en un semáforo. Es una construcción –meramente fragmentada- subjetiva, marcada por datos cualitativos. Esconde algo más complicado –complejo, por el entramado y su trasfondo- que es la lucha contra los conceptos enquistados, que no permite dilucidar lo natural, de lo cotidiano. Ahí, en esa construcción de años, que deja un sabor a linealidad, se esgrime la principal batalla –mejor dicho el principal problema, evitemos llevar conceptos a un tono bélico-. Es tiempo de pasar la bolsa de residuos, llenarla de “caretas culturales”, y crear el sentido crítico, que recaigan sobre viejos paradigmas hasta entonces indiscutidos.

Este debate - antes recluido a claustros universitarios- se tiene que producir, poner en perspectiva, en cualquier lugar, en cualquier ámbito; invadiendo y estableciéndose en la “conciencia popular”. El conocimiento como conciencia -valga la redundancia- y no como información. La idea de repensar el país, es fundamental, para la construcción de nuevos cimientos. El rol de los intelectuales -sean orgánicos o no-, de la militancia, conjuntamente con los líderes políticos, debe pregonar por repensar el país, y llevarlo adelante. Los medios masivos de comunicación, seguirán luchando para mantener su lugar, e intentarán no perder más espacios de poder; el conflicto abierto en 2008, no está cerrado, y digamos, mucho menos ganado. No restarle importancia. Saber llevar el mensaje a los sectores - que miran con ganas y no se atreven a involucrarse- , cediendo y arremetiendo al mismo tiempo. Y, a la vez, saber reelaborar ese discurso, evitando los fundamentalismos. Tener en cuenta que este proyecto “Nacional y popular”, no logró todavía ser transversal en todos los frentes, un caso es el de los jóvenes de clase media que estudian y trabajan a la vez, y no llegan a fin de mes. Ahí, surge uno de los cimientos importantes, conquistar a ese sector, implementando una reforma financiera, que permita otorgar créditos accesibles para facilitar el acceso a la primera vivienda. Garantizar desde el Estado, el primer trabajo a los jóvenes, quitándole la precariedad, y el trabajo en negro. La descentralización del país, es una arista vital en la construcción de un nuevo esquema regional, conjuntamente, con la ansiada búsqueda de reindustrialización, con el fin de diversificar la economía. Esa reindustrialización, debe ser progresiva, y no recaer sobre las espaldas de los trabajadores. También, surge en este repensar, el espacio que abarcan la ciencia –profundizar el ministerio creado- la tecnología y, conjuntamente, las carreras universitarias que el país va a necesitar promulgar para dicha profundización.

En fin, ese cambio cultural es el más difícil y, a la vez, el mejor camino para profundizar un modelo de país. Además, crear un nuevo sujeto político, para sostener estas estructuras, y seguir con dichas políticas de Estado. En cuanto a la oposición, la derecha reaccionaria, pueril, seguirá auspiciando de lobistas, y mantendrán su postura republicana (je), esa que tanto necesita el país. En fin, ellos que discutan si ponemos boleta única o no. Cosa que no cambiaría demasiado la elección de octubre, pero si cambiaría la conformación de la estructura política; cercando el cholulaje por las luces televisivas, poniendo solamente la cara conocida. Además, para el que no sabe, la boleta única no propone que se dejen de utilizar el telegrama y el certificado de escrutinio, por los cuáles si hubo denuncias. Por eso, ahí, se nota, que el hermoso republicanismo es sólo una redada más para alcanzar un legislador (pongamos) y también para poner en cuestión la abrumadora victoria del oficialismo. En fin, eso.

martes, agosto 30, 2011

Juan Forn

Bueno, les paso el dato, Juan Forn, el grosos de acá arriba, está editando cinco de sus libros en página 12. El primero que salió fue corazones, este domingo sale nadar de noche. Yo les digo, si tienen unos pesitos, no se lo pierdan, bah son, en fin, quince pesitos (con el diminutivo parece menos; igual yo odio que la gente use diminutivos para todo). Entonces, convengamos, que si vas a gastar esa plata en una boludez, como llevar la ropa a lavar a los chinos, aguántate una semana, repetí prenda y cómprate alguno de estos libros. Después, de última, cosa que no creo que suceda, me reclamas a mí; y yo te doy un vale para lavar tu ropa en los chinos.



miércoles, agosto 17, 2011

Primarias

Las elecciones primarias dejaron cierta espesura en el mapa político, y esa espesura se esperaba- en cierto modo- en un grado menor. En la mirada sociológica, resulta difícil entender -para algunos- porqué Cristina logró vencer en zonas en las que el kirchnerismo había perdido hace pocos días. Esas derrotas habían envalentonado el discurso opositor, embanderados con la palabra “cambio”. Bueno, con esta elección quedó demostrado el liderazgo de la presidente, sumado, digamos, a la desastrosa elección de Alfonsín, que esperaba sacar un 15% o 20%, cosa que no sucedió. El que quizá salió más perjudicado, en esta alianza con el radicalismo fue De Narváez, quién perdió con Scioli de manera estrepitosa. En fin, el radicalismo de centro derecha fracasó. Binner hizo una buena elección, pensando que hace algunos meses era poco conocido por el electorado. En las curiosidades, se anotan la inversión de lugares que se dio con la izquierda que logró superar el 1,5% (esta nueva ley electoral logró cosas impensada, y una de ellas fue juntar a la izquierda y dividir a la derecha) y Proyecto “Surf” que quedó afuera de las presidenciales, corriendo un alto riesgo de desaparecer como fuerza política. El partido de “Pino” hizo una mala campaña en capital y ahora se le suma el golpe nacional. Con Carrió se dio lo que se esperaba; que perdiera ese 20% cosechado en 2007 quedando sin capital político, sumado a su decisión de no presentarse en la conferencia de prensa, dejando solo a Adrian Pérez. Impresentable. La vanguardia - en el presente y también lo será en los próximos cuatro años- es Cristina. No existe ningún opositor que tenga inteligencia y militancia para estar a su altura. Un ejemplo es la impulsión de la “Ley de Tierras”, importantísima para evitar sufrir la expansión de la crisis mundial. En materia económica, se tomarán medidas y se realizarán cambios para seguir este rumbo, descansando junto a nuestro principal aliado, Brasil. Otras cositas, los panelistas de 678 respiraron, y Majúl podrá escribir otro libro de comedia acerca de los Kirchner, seguro ahora irá por Máximo y Florencia. Este gobierno les da trabajo a todos, je. En fin, salút.