Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2013

Rehacer el abismo

No queríamos rehacer el mundo, lo queríamos arrastrar, con una puteada, al fondo, al abismo, porque las noches eran eso: abismo, abismo, abismo. Y así esperábamos el día. Y alguien decía tengo la frase, tengo que recitar este dolor, de golpe. Yo, yo, yo. Juan robaba para ser. Panamá robaba para ser.

Todos rehacíamos el abismo. Era nuestro terreno y nadie nos entendía. Nadie, salvo nosotros. Porque nos conocíamos de barrios unidos por grandes corredores, en donde solo se socializaban las pérdidas. Y teníamos la marca del escape. Sabíamos que Buenos Aires era un golpe al mentón, que el ser físico florecía en lo estrecho, que siempre buscábamos, buscábamos, buscábamos, hasta encontrar. Porque para transformar primero hay que conocer y conocer en serio y caer para después subir y crear para después destrozar. 
Un día uno de nosotros dijo el libro miente, el cine agota, solo nos queda la música. Y por eso fuimos en busca del silbido. Sabiendo que en el único lugar en donde podíamos encontr…